Iglesias vandalizadas en los EE.UU.

Una ola de vandalismo en las iglesias ha dejado una estatua de Jesucristo sin cabeza y algunas incendiadas.

Los informes se producen en medio de un debate nacional sobre las estatuas ofensivas y controvertidas. El presidente Trump firmó una orden ejecutiva en junio prometiendo juicio penal a quien dañe una estatua o monumento, incluida la propiedad religiosa.

Los incidentes podrían considerarse crímenes de odio, dijo el arzobispo de Miami, Thomas Wenski. Agregó que no le sorprende ver una ola de ataques a lugares de culto.

“Cuando vemos actos de vandalismo en todo el país, éstos pueden resultar en más actos de vandalismo”, dijo Wenski.

“Como nuestros hermanos y hermanas judíos, que se preocupan por cualquier incidente de antisemitismo, incluso si fue instigado por alguien con desequilibrio mental, e inmediatamente se vuelven muy vigilantes”, dijo, “católicos, también tenemos que estar atentos”.

Más de una docena de iglesias en los Estados Unidos han sido objeto de vandalismo en las últimas semanas, incluida una en Florida que fue incendiada por un hombre que estrelló su vehículo contra el edificio.

El sospechoso arrestado (Cortesía: Oficina del Sheriff del condado de Marion)

“Esta camioneta blanca vino hacia mí, dio vuelta en U, saltó la acera y se estrelló contra las dos puertas de entrada de la iglesia. El hombre se metió en el atrio, vertió diez galones de gasolina en el suelo, les prendió fuego y salió. Yo estaba cara a cara con él, así. Y se subió a su auto y aceleró”, dijo el reverendo Patrick O’Doherty en un video compartido en el sitio web de la iglesia católica Reina de la Paz.

La policía arrestó a Steven Anthony Shields, de 24 años, y lo acusó de intento de asesinato e incendio provocado, entre otros cargos. Shields ha enfrentado anteriormente cargos de agresión y posesión de drogas. Está detenido sin derecho a fianza.

Nadie resultó herido en el ataque, según la Oficina del Sheriff del condado de Marion.

Las obras de arte colgadas de las paredes estaban “gravemente dañadas” y debían ser reemplazadas, pero las reliquias se encontraban “entre las pocas cosas que no se quemaron”, dijo O’Doherty en el video.

Interior de la iglesia (Cortesía: Oficina del Sheriff del condado de Marion)

“Tomo el ataque a la iglesia como una señal de que estamos haciendo lo correcto aquí”, dijo.

Desde entonces, una estatua de Jesucristo fue decapitada en Miami. Un monumento antiaborto resultó dañado en Nueva York. Las estatuas de la Virgen María en Colorado, Massachusetts y Tennessee fueron profanadas. Las puertas de una iglesia en Connecticut fueron pintadas con “símbolos anarquistas y satánicos”, dijo la Arquidiócesis de Hartford en una publicación de Facebook. Un crucifijo en Illinois también fue vandalizado a principios de julio.

Otros lugares de culto fueron vandalizados durante las protestas que siguieron a la muerte de George Floyd, incluida la iglesia episcopal de San Juan, cerca de la Casa Blanca, y la catedral de San Patricio en la ciudad de Nueva York.

Los miembros de la iglesia episcopal metodista africana Murph-Emmanuel, una iglesia predominantemente negra en North Highlands, California, encontraron insultos raciales y amenazas de violencia grabadas en una unidad de aire acondicionado.

“Todo comenzó con George Floyd, y luego, por supuesto, se salió de control”, dijo el presidente de la Liga Católica, Bill Donahue, refiriéndose al asesinato de un hombre negro desarmado a manos de un policía en Minneapolis y a las reiteradas peticiones para remover estatuas consideradas racialmente insensibles como posibles motivos de estos actos.

“Todo ha sido motivado por el odio. Hasta el último detalle ha sido motivado por el odio”, dijo Donahue.

En California, varias estatuas de san Junípero Serra, misionero español del siglo XVIII, fueron retiradas por manifestantes o autoridades locales tras una revisión del trato que el misionero dio a los pueblos indígenas. El Papa Francisco canonizó a san Junípero durante una visita a los Estados Unidos en 2015.

“Sin duda, los indígenas de California soportaron un gran sufrimiento durante la época colonial y luego se enfrentaron con el horror del genocidio a manos del gobierno del naciente estado de California. Este legado es desgarrador. Sin embargo, también es cierto que, pese a que fray Junípero Serra trabajó bajo el sistema colonial, también denunció sus males y se esforzó por proteger la dignidad de los pueblos originarios. Su santidad como misionero no debe medirse por sus fracasos para detener la explotación o incluso por sus defectos personales”, dijo el obispo Jaime Soto, de la diócesis católica romana en Sacramento, en un comunicado del 5 de julio.

Quienes han criticado los lugares de culto no siempre son los acusados ​​de profanarlos. A veces es un trabajo interno.

Un organista de la iglesia episcopal de San David en Indiana fue arrestado después de que fueran pintados con grafiti un insulto anti-gay, una esvástica y la leyenda “Heil Trump” en el exterior del edificio después de la elección de Trump.

Un miembro del templo bautista Hopewell Missionary en Mississippi fue acusado de prender fuego a la iglesia antes del día de las elecciones en 2016.

El problema no es exclusivo de los Estados Unidos. También sucede en Europa.

En 2019, Francia registró 1,052 incidentes que describió como anticristianos. De entre ellos, 996 fueron acciones y 56 amenazas.

Un comunicado de prensa de enero del Ministerio del Interior francés dijo que “las acciones contadas consisten principalmente en ataques a propiedades religiosas”.

(Editado por Richard Miniter and Allison Elyse Gualtieri.)

 



The post Iglesias vandalizadas en los EE.UU. appeared first on Zenger News.