Costa Rica está repleta de hermosos colibríes

Describirlos es difícil, pues son pequeños seres que caben en la palma de la mano, pero son magníficos.

Cuentan con una variedad tan grande como su belleza. Los colibríes parecen animales mágicos, sacados de un cuento lleno de alegría y colores. Su nombre proviene del zumbido que se genera al batir sus alas — en inglés, Hummingbird —, pero en otros idiomas se cree que el nombre proviene de una palabra de origen caribeño.

Los colibríes costarricenses son rápidos, con gran encanto y colores increíbles, muy parecidos a los que se ven en otras zonas de América. El país abarca más colibríes de los que podrían sumarse entre Estados Unidos y Canadá, con hasta 26 especies en una región llamada La Paz Waterfall Gardens.

This hummingbird is found in Puntarenas, Santa Elena, Costa Rica. *** Este colibrí está en Puntarenas, Santa Elena, Costa Rica. (Leslie Cross/Unsplash)

Costa Rica es un país acostumbrado a los colibríes, sin importar la temporada del año. Se les puede ver mayormente en zonas montañosas, pero igual se atisban en playas, manglares y balnearios. Son seres que solo pueden visualizarse en el Continente Americano y son consideradas las aves más pequeñas del planeta, además de que dependen enteramente de las flores para su rápido vuelo y batir de alas.

Las crías de un colibrí crecen por completo con tan solo unos cuántos meses de edad y se reproducen en la estación soleada — de noviembre a marzo.

Los nidos de colibrí son pequeños y muy escondidos, así que son los guías naturalistas del país. Los observadores de aves pueden encontrarlos fácilmente si ya están acostumbrados a los senderos, aunque de igual forma se les puede ver en la barandilla de un puente, bajo una hoja grande o atrás de una flor.

“Un sitio donde se pueden admirar a estas aves es la reserva biológica de Monteverde”, dijo Enrique Alejandro, viajero que fue hasta esta zona para presenciar al ave. “Además, existen unas cien especies de mamíferos, 400 aves, 120 especies de anfibios y reptiles, sin contar las decenas de miles de insectos. El sitio ideal para poder captar con los ojos a los bellos colibríes”.

Habitan en ambientes muy diversos, desde tierras altas y frías hasta bosques húmedos o tropicales secos. Se alimentan de plantas especialmente diseñadas para ellos, como las heliconias o las enredaderas como trompetas de ángel.

Literalmente, cualquier parte de Costa Rica tiene colibríes, desde ciudades urbanizadas, llenas de gente y edificios, hasta espacios abiertos, como campos, playas o bosques. Los mejores sitios para visitar y encontrar uno es cerca de la Cordillera Volcánica Central. Por su parte, la Cordillera de Talamanca, en San Gerardo de Dota, tiene 15 especies, y el Bosque Nublado de Monteverde, 26.

Hummingbirds se alimentan de varios tipos de flores. *** Los colibríes feed on different types of flowers. (G R Mottez/Unsplash)

En Turrialba cuentan con 15 solamente, pero entre estas se hallan las más raras y preciosas, como la Violeta-corona Woodnymph, Cola de Bronce, Cola de Espino Verde, Violeta Sabrewing, Oreja de Violeta Marrón, Ermitaño Verde, y Brillante de Corona Verde.

“Hay que tener buen ojo para observar al colibrí porque se mueven tan rápido que a veces no se consigue fotografiarlos ni grabarlos”, dijo Enrique Alejandro, “pero la verdad son preciosos, súper elegantes; pueden pasarte por enfrente de la cara y es un verdadero espectáculo”.

En la Región del Pacífico Sur, en el Golfo Dulce, cuentan con varios tipos de flores, como las heliconias, que atraen a esta ave, así que es un hecho que al visitar el país, seguramente se podrá ver un colibrí.

(Editado por Melanie Slone)



The post Costa Rica está repleta de hermosos colibríes  appeared first on Zenger News.